Publicaciones

mano nio

 

 

 

 

“La prevención del abuso sexual no sólo requiere brindar información, el desarrollo de ciertos valores son importantes para poder favorecer el fortalecimiento de conductas de protección ante el abuso sexual. Los valores sirven para guiar y orientar las conductas de las personas, son el fundamento por el cual se hace o deja de hacer algo en un determinado momento, son creencias prescriptivas o principios normativos y duraderos que sugieren que una determinada conducta es socialmente preferible a otras que se
consideran opuestas o contradictorias” (Antúnez, 1997).

La prevención y acción frente a la Agresión Sexual Infantil es una tarea ineludible en primer lugar del sistema familiar, labor preventiva que debe ser sistemática en relación al desarrollo integral del niño/a, le siguen sistema escolar, la comunidad en su conjunto e Instituciones del estado encargados de garantizar y velar por los derechos de niños/as y adolescentes, asegurando así un desarrollo social pleno y saludable.

Trabajar la prevención del abuso sexual infantil supone reducir los factores de riesgos y aumentar los factores de protección del niño/a. y su entorno. Así mismo los objetivos elementales de la prevención del abuso sexual infantil se deben orientar a evitar el abuso y/o detectarlo tempranamente.  Sin embargo, la mejor PREVENCIÓN es recordar que nuestros hijos son nuestra primera responsabilidad, y que debemos tener sobre ellos una apropiada supervisión, y estar atentos ante cualquier cambio de conducta no esperada de los hijos/as, como también a esas imperceptible señales que nos entregan los niños/as en el quehacer diario.